por adriano el 2021-08-18

Este es un cuento precioso de Gianni Rodari, de su libro "Cuentos por teléfono", que quiero compartir con ustedes.

Había una vez una niña que cada noche, cuando era hora de ir a dormir, se hacía pequeñita pequeñita:

Y la mamá entendía que era hora de llevarla a dormir.

Al salir el sol la niña se despertaba, pero aún era chiquitísima, cabía entera sobre la almohada y aún sobraba.

Y luego de un rato exclamaba: - Ya, ahora crecí.

Con un grito saltaba de la cama y empezaba su nuevo día.

Foto por Kinga Cichewicz en Unsplash.com

kinga-cichewicz-FVRTLKgQ700-unsplash.jpg